dimecres, 9 de gener de 2013

Un viejo que leía novelas de amor

Luis Sepúlveda

Antonio José Bolívar Proaño vive en El Idilio, un pueblo remoto en la región amazónica de los indios shuar, llamados jíbaros,  y con ellos aprendió a conocer la Selva y sus leyes, a respetar a los animales y los indígenas que la pueblan, pero también a cazar el temible tigrillo como ningún blanco jamás pudo hacerlo. Un buen día decidió leer con pasión las novelas de amor -«del verdadero, del que hace sufrir»- que dos veces al año le lleva el dentista Rubicundo Loachamín para distraer las solitarias noches ecuatoriales de su incipiente vejez. En ellas intenta alejarse un poco de la fanfarrona estupidez de esos codiciosos forasteros que creen dominar la Selva porque van armados hasta los dientes pero que no saben cómo enfrentarse a una fiera enloquecida porque le han matado las crías. 

2 comentaris:

  1. Un viejo que leía novelas de amor

    Para comenzar el libro se me ha hecho pesado y me ha costado de entender algunas palabras ya que el vocabulario es dificil de comprender, a causa de no entenderlo y de no gustarme e decidido cambiar el libro.
    Hay personajes que se destacan mucho como Antonio José Bolívar Proaño vive en El Idilio, un pueblo remoto en la región amazónica de los indios shuar.

    Nota (por lo poco que e leido): 6

    ResponElimina