dijous, 24 d’octubre de 2013

Grandes esperanzas

  Charles  Dickens

La señorita Havisham, una excéntrica mujer que vive recluida en una decadente mansión, contrata al huérfano Pip para que sea el compañero de juegos de su hija adoptiva, la fría y hermosa Estella. A pesar del desprecio con que lo trata la muchacha, Pip cae rendidamente enamorado de ella y se propone convertirse en un caballero educado y rico, digno de su amada.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada